Cuenta atrás para el RIG de la construcción

Se ultiman los detalles para poder presentar el próximo mes de febrero, el recomendador inteligente gamificado, una innovadora herramienta que revolucionará el sector de la construcción.

Google maps, Amazon o Netflix, son herramientas que están en nuestro día a día y nos facilitan los desplazamientos, las compras o la elección de una serie o película, Sin embargo, hasta la fecha no existe nada similar en el sector de la construcción.

Ahora, a través de Grupo Renovak Building Company se va a aprovechar la gamificación, no únicamente desde el punto de vista lúdico, sino también como análisis de tendencias. Gracias a un motor basado en inteligencia artificial, esta aplicación, que verá la luz en los próximo 10 meses, aprenderá de las experiencias previas de todos los usuarios, personalizando, automáticamente, su propia interacción. Todo ello con el objetivo añadido de incrementar el conocimiento de los usuarios en arquitectura, procesos de construcción, interiorismo, eficiencia energética o normativa urbanísticas, aspectos que se ven recogidos en esta herramienta digital.

Son estos pequeños avances en innovación los que después se plasman en aplicaciones y herramientas que vamos utilizando diariamente”, explicaba unos de los coordinadores del proyecto.

En el proyecto, además de la propia empresa constructora, participa la Universidad Politécnica de Valencia, a través del Laboratorio de Análisis Inteligente de Datos (IDAL), y CubeCut, empresa alicantina puntera de software y tecnología para el desarrollo de soluciones efectivas.

No es la primera vez que Grupo Renovak Building Company apuesta por la innovación en el sector de la construcción. Como paso previo a este proyecto, y a través de su empresa personalHOME, se ha desarrollado un configurador de casas y de terrenos para poder mostrar cómo podría ser la casa de tus sueños y cómo encajaría en un determinado terreno, permitiendo la personalización de muchos de los elementos de cualquier vivienda: suelos, paredes, ventanas, baños, cocinas, piscina… etc, y conociendo en todo momento el precio de esa personalización.

Ahora se da un paso más y se mejora el propio proceso de toma de decisiones a través de lo que se conoce como economía conductual, utilizando para ello, como ya hemos comentado, los recomendadores inteligente gamificados y la inteligencia artificial.

Esta inversión permite impulsar y dinamizar la construcción no solo a nivel regional sino también en todo el territorio nacional, abriendo el ladrillo a una innovación y a una tecnología que hasta la fecha parecía dar la espalda a este sector tan tradicional