En abril de 2013 se daba a conocer el Plan Estatal de fomento del alquiler de viviendas, la rehabilitación edificatoria, y la regeneración y renovación urbanas, 2013-2016. Pese al tiempo transcurrido la realidad es que este plan todavía no está activo en todo el territorio nacional.

En concreto en la Comunidad Valenciana se está a la espera de la publicación de la orden que establezca el procedimiento de solicitud de estas ayudas, un procedimiento que según avanzaron fuentes de la Generalitat Valenciana establecerá un periodo de tiempo limitado, dos meses, para poder acceder a estas ayudas en régimen de concurrencia competitiva.

Son muchos los aspectos a tener en cuenta a la hora de establecer quién va a poder o no beneficiarse de esas ayudas, desde los requisitos mínimos marcado en el Plan estatal, pasando por el tipo de obras y de edificios que incluye estas ayudas, sin olvidar los plazos y otros condicionantes que pueden provocar la negativa de la administración.

Por ello, con el objetivo de dar servicio y dado el escaso tiempo que habrá para poder solicitar las ayudas, Renovak ha puesto en marcha un servicio de asesoramiento exclusivo para sus clientes.

Además del Plan de Ayudas, existen otros instrumentos para aligerar de alguna manera la carga económica que supone cualquier obra de rehabilitación, como es el caso de las deducciones fiscales.

En la Comunidad Valenciana está en vigor la deducción por obras de mejora en viviendas para el IRPF 2014 y 2015, una deducción que se ha incrementado hasta el 25% para las obras de mejoras que se realicen durante presente anualidad y que sólo afectan al tramo autonómico de la declaración. “Es importante tener en cuenta de que estas deduciones no van dirigidas a devolver la cantidad que se invierta en rehabilitación sino a reducir lo que se tiene que pagar a la Agencia Tributaria”, explicaban desde el nuevo servicio de Renovak, dispuesto a atender a sus clientes debido a la complejidad sobre estos aspectos.